El “Gran Farol“: Si hoy en día una persona no está estresada, no es importante en el mundo del trabajo. Es mucho más divertido hablar de estrés que de infraexigencia y de aburrimiento. Por eso, ahora se exajera mucho cuando se habla de estrés: ¿a quién le gusta admitir que se le exige poco en el trabajo? ¡A nadie! Y como nadie habla de ello, uno puede llegar a pensar que es el único en sufrir esta miserable situación. Pero esto no es así, ¡de ningún modo! Al analizar los distintos estudios sobre el tema, es evidente que no sólo existen empleados estresados, sino que también se encuentran aquéllos que no tienen nada que hacer, los que no se identifican con su trabajo y se aburren. Estos son los que sufren boreout.

 

 

Los estudios

  • Una encuesta realizada en EUA a más de 10.000 empleados, aportó resultados interesantes: un tercio de los entrevistados admitió que se le exige poco en el trabajo. Los empleados dedican unas dos horas al día a la gestión de asuntos personales (fuera de las pausas oficiales).
    Haz click aquí para leer el estudio completo [english]
  • Según una encuesta realizada por Kelly Services, más de una tercera parte de los suizos considera correcto el uso privado de internet durante el horario laboral. En otra encuesta de Kelly Services un 10% indica, de forma explícita, que se le exige menos de lo que podría hacer.
    Haz click aquí para leer el estudio completo [english]
  • En otra encuesta realizada en EUA por Sirota, detecta que los empleados aburridos ya constituyen una problema más grave para las empresas que aquellos que dicen estar estresados en el trabajo.
    Haz click aquí para leer el estudio completo [english]
aburrido
Copyright © 2008 Philippe Rothlin & Peter R. Werder
developed by